Cuando dejamos de poner excusas

A alguna hora uno se pone a pensar en retomar proyectos y metas. Cuando uno ha pasado los dos últimos años rebotando demasiado, desea que al menos, sean para bien. He tomado decisiones y decisiones que una detrás de otra me han vuelto a poner en una situación en la que no me veía hace años. Desorientado y sin decidir que hacer. No me falta trabajo aunque si me faltan ganas de ir muchas veces. Necesito que eso cambie. Que lo que me de de comer no sea una planilla , sino el fruto del sudarme aprendiendo y puliendo algo que me haga desvelarme.

He tenido muchas aficiones así por años, y sin embargo, pierden su encanto.

No quiero que sea mas así.

Tradiciones sociológicas

Asimov

Vote por el espacio.

Tilaran